viernes, 29 de mayo de 2009

LOS MÓVILES, EX ALCALDE Y YO.

Introducción
Paseando una tarde de verano por Ámsterdam, recalé en una placita que daba a un canal. El silencio y la calma que allí reinaban me convencieron para sentarme en la terraza de un bar que colindaba con un coffe shop. Mientras disfrutaba apaciblemente sentado tomándome un refresco, reparé en dos hechos muy instructivos. El primero es que los holandeses suelen hablar bastante bajo, entre ellos o a través del móvil. El segundo es que Ámsterdam está repleta de locales cerrados donde se prohíbe el uso del móvil. Tal y como ocurría en el coffe shop que colindaba con estos pensamientos míos en cuya cristalera había una pegatina con un móvil cruzado por una franja roja.

“Esto es cultura”, me dije, por seguir pensando. Transido de paz amenizada por el tañer suave de la campana protestante de la iglesia de enfrente, me vinieron a la cabeza, como tañidos, una serie de propuestas pacíficas para mejorar la calidad de vida de mi tumultuosa España y, sobre todo, de la Costa del Sol y del Ladrillo, paraíso indiscutido de la algarabía y el jolgorio. Ni que decir tiene que estas propuestas las elevo a la autoridad competente en orden a facilitar la vida a mis conciudadanos para que no fastidien la mía:

Propuesta I.
Promover la instalación de coffe shops en España para aquellos ciudadanos que, hartos de oír conversaciones que ni le van ni le vienen, quieran mantener su salud mental intacta.
Propuesta II.
Instar a RENFE para que habilite un vagón-coffe shop en sus trayectos Ave. En él viajarían exclusivamente aquellos viajeros que se comprometieran a no hacer uso del móvil durante el viaje. Como justa compensación dispondrían de un selecto menú de hierbas aromáticas. Además se podría instalar una pequeña biblioteca a modo de pub inglés con libros en inglés y revisor inglés incorporado que facilitaría el aprendizaje del inglés, idioma muy importante para el establecimiento de relaciones comerciales y culturales con el mundo exterior.
Propuesta III.
Instar a las autoridades sanitarias, (que velan por nuestra salud con el sano propósito de llevarnos a la tumba de la manera más saludable), para que apliquen al uso indiscriminado del móvil el mismo rigor que aplican contra el tabaco y el alcohol.
Entre las medidas que se podrían implementar, yo sugeriría:
-Prohibición  a los canales públicos y privados de televisión de emitir publicidad de móviles en horario infantil y juvenil.
-Prohibición de venta de móviles a los menores de edad. (El uso del móvil por parte de los menores estaría sometido a severísimas condiciones y siempre bajo el control materno y paterno. Puestos a ser políticamente correctos que las mamás también repriman y no le dejen todo el marrón al papi).
-Aplicación de un T.A.E. (Tasa Automática Extra) a aquellos móviles cuya música exceda un número determinado de decibelios, así como a los usuarios que hablen a gritos en lugares públicos, abiertos o cerrados. (Aún recuerdo con nostalgia a un exalcalde de mi pueblo hablando tranquilamente por el móvil mientras se paseaba por el pasillo central de la Biblioteca Pública de Benalmádena, inaugurada por él mismo con lápida conmemorativa).
-Instalación de inhibidores de móviles en lugares públicos. (Hospitales, cines, teatros, restaurantes, peluquerías, etc.).
-Prohibir el uso del móvil en las Bibliotecas Públicas a todo el mundo, incluido el ex alcalde de Benalmádena.

Es gracia que espera obtener el ciudadano Porquero mientras inhala lentamente el humo de un cigarrillo holandés en Ámsterdam.

.






miércoles, 27 de mayo de 2009

CÁDIZ

 
Desde 1812 los maricones no necesitan llamarse gays.

lunes, 25 de mayo de 2009

TERMODINÁMICA III.

Tercer principio de termodinámica o principio onfalóscópico, (mirarse el ombligo):
La televisión se retroalimenta a sí misma. Se hace televisión para hablar sobre televisión.

jueves, 21 de mayo de 2009

FRONTERAS, CAMPOS, PUENTES.


(I celebrate myself and sing myself. I published one hundred posts on the net.)


En la ciudad donde mis padres han vivido desde siempre, había muchos bares y muchas tiendas de bacalao. Nosotros atravesábamos la frontera para hacer acopio de pasteles, bizcochos, papusecos, verduras, sábanas, toallas y ellos venían a por coñac, bacalao y ropa más moderna. La verdad es que me siento mal diciendo “nosotros” o “ellos” o cualquier otro nombre que sirva para poner puertas al campo. Mi alma es un campo que no tolera puertas.
Los campos de verdad sólo admiten manteles donde depositar la comida y las hormigas. Esta alma mía es un puente natural que une dos mitades ficticias, dos formas intrínsecas de ser que reconozco tan mías como las dos madres nutricias, mi tía y mi madre, tan iguales, tan hermanas, con su mecanografía de pulsación rapidísima y la trepidante taquigrafía. La una al servicio del señor alcalde de la ciudad y la otra al servicio del señor gobernador de la provincia. Las dos cumpliendo el oficio de pontífices, constructoras de puentes, entre la soberbia de uno y los celos del otro; las dos con sus dolores presentes tras infinitas horas de redactar cartas, actas y saludas; la una con un enano cabrón que le patea la espalda por dentro y la otra con ese pecho numeroso que no se atrevió a disminuir en su momento y ahora le pasa factura cruel y ambas dos ofreciéndome los mismos consejos, las mismas reconvenciones.
Hace poco he vuelto al ping pon que jugué en la ciudad amurallada. También he vuelto a la máquina antigua de escribir de mis dos madres. Desde aquella máquina me predestinaron sin ellas saberlo y sin saberlo yo también hasta que me sorprendí escribiendo en el ordenador con los cinco dedos. Sin la ayuda que en el tiempo debido me ofrecieron, obtuve mis cinco dedos de teclear en un curso on line. Así me convertí yo mismo en sumo pontífice entre mi escritura interior y la que milagrosamente aparece en la pantalla.
Se vuelve para recuperar y también para saber de lo irrecuperable, de aquello que se nos ofreció y que negamos con juvenil displicencia, como los arabescos laberínticos de la taquigrafía que tanto se parecen al griego. Se vuelve para tender puentes de memoria como suelo que nos dé firmeza. Construimos puentes sobre aguas que fluyen sin parar hasta dar en la mar que es cielo y agua de lluvia que pasará otra vez debajo de nosotros y que ya no recoceremos. Construimos puentes como formas sólidas de sentido.
El puente que cruzará dentro de un tiempo mi hijo será un puente orgulloso y magnífico. Comunicará las aguas de tierra adentro con las que transporta el inmenso Océano. Aguas hospitalarias destinadas a ser olas que conducirán a las aguas fluviales y antiguas a tierras lejanas donde se volverán a hablar las mismas dos lenguas, tan iguales, tan hermanas, que me acunaron en mi último nacimiento.
Por eso, ahora que vivo esta vida como si fuera única, cruzo la frontera al otro lado como visita necesaria a mi segunda madre, quien me recibirá con los brazos abiertos mientras tomo un café, una copa de Oporto y fumo el cigarrillo ritual en medio del humano deambular de la gente con la música suave de sus voces, tan lejos de la algarabía del sur. Por eso ahora construyo en silencio esta escritura para que camine hacia el final del puente donde mi hijo estará cuando yo me haya ido.

miércoles, 20 de mayo de 2009

ANTISTANILAVSKIANA.

Actores. Si queréis saber la sicología de vuestro personaje, hablad con vestuario.

lunes, 18 de mayo de 2009

viernes, 15 de mayo de 2009

PRINCIPIOS PARA UN GOBIERNO EFICAZ.

  1. Principios.
  2. I-Un gobierno es útil al pueblo cuando casa en feliz matrimonio el principio de información y el principio de formación.
  3. II-El principio de formación da origen al conocimiento.
  4. III- El principio de información origina la actualidad.
  5. IV-El conocimiento se adquiere por la educación y la ilustración.
  6. V- La actualidad se adquiere por los medios de información.
  7. VI-El conocimiento crea más conocimiento.
  8. VII-La actualidad crea al gobernante y éste crea la actualidad.
  9. VIII-Un buen gobernante será aquel cuya elección obedezca a los dos principios.
IX-Una sociedad se enriquece cuando el principio de información depende del principio de formación.
X-Una sociedad se empobrece cuando el principio de formación es sustituido por el principio de información.
XI-Por eso, un buen gobernante no se preocupa demasiado por la actualidad. Un buen gobernante mira siempre un poco más allá.
XII-Mirar un poco más allá significa que el buen gobernante se preocupa por la acción política en sí, (eficacia), sin mirar el rédito electoral, (actualidad).
XIII-Un buen gobernante no lanza discursos para enardecer al pueblo sino que busca la acción eficaz.
XIV-Una acción es eficaz cuando viene precedida del silencio.
XV-De ahí que se diga que para obtener conocimiento hay que escuchar mucho y hablar poco.
XVI-El conocimiento que crea el pensamiento debería crear la actualidad que crea al gobernante.
XVII- Por desgracia casi nunca es así. El gobernante es creado por la actualidad sesgada de lo medios de información en connivencia con los partidos políticos y el dinero.
XVIII-Los partidos políticos son viveros donde crecen y se reproducen los políticos profesionales.
XIX- los políticos profesionales son gente mediocre.
XX-La gente mediocre no piensa, obedece.
XXI-La gente mediocre obedece porque sabe que ésa es la única manera de prosperar.
XXII-La gente mediocre sólo sirve para gobernar en tiempos de bonanza o cuando los tiempos no son malos.
XXIII-Cuando los tiempos son realmente malos, lo más útil para la sociedad es ser gobernada por un buen gobernante.
XXIV-Un buen gobernante sólo obedece a su imaginación y a la fuerza de su empuje que nace del conocimiento.
XXV- De ahí que se diga que es más fácil que la rosa de Yunnan florezca en pleno invierno que encontrar un buen gobernante en los tiempos realmente malos.
Súplica.Quieran todos los dioses que, cuando vengan los tiempos realmente malos, (no lo quieran los dioses), no estemos tan mal como para no albergar algún buen gobernante escondido en medio de la mediocridad general.(Adaptación del Porquero a partir de la traducción inglesa de sir Lawrence Laughton del texto en chino mandarín, “Principios para una acción política recta y verdadera”. Su autor, el maestro confuciano Huang-Fô, lo escribió especialmente para el Emperador Qianlong, 1711-1799, quinto emperador de la dinastía Manchú, con motivo del vigésimo aniversario de la subida al trono. La súplica pertenece al Porquero).

miércoles, 13 de mayo de 2009

VERBO Y CARNE.

…Y el verbo se hizo carne lacerada. La filmó Mel Gibson para que habitara entre nosotros.

lunes, 11 de mayo de 2009

AMOR PERFECTO.




Tras un tiempo razonable de convivencia, habían alcanzado la
perfección. Dormían
en habitaciones distintas, trabajaban en diferentes
trabajos a horarios
desiguales y establecían citas para sus encuentros amorosos

viernes, 8 de mayo de 2009

BLADE RUNNER.


Desde los centros financieros más importantes del mundo surgió un clamor: “Dejadnos libres, dijeron. Sólo desde la más absoluta libertad podremos hacernos ricos para haceros ricos a vosotros también.”
Ganaron muchísimo dinero, se hicieron inmensamente ricos y se instalaron en una burbuja tan hermética y lejana que el mundo apenas se divisaba. Cuando el mundo estalló, ni tan siquiera escucharon la inmensa deflagración.
Fue entonces cuando recordaron el pacto que habían olvidado. Ya era tarde. Mientras el mundo ardía, ellos asistían a una gala de bienvenida con fuegos artificiales cerca de Orión.

miércoles, 6 de mayo de 2009

ALEJANDRO Y EL TIEMPO.


Alejandro Magno conquistó el mundo a la misma edad en que muchos treintañeros entablan batallitas con su ordenador. Mientras Alejandro amó a hombres y mujeres, éstos de hoy se pierden en derrames autistas.

lunes, 4 de mayo de 2009

HORTERA.

El hortera es el resultado lógico de una sociedad que valida con una irresponsabilidad suicida la tontería de que toda opinión es respetable y de que sobre gustos no hay nada escrito.

viernes, 1 de mayo de 2009

MI MÓVIL, EL CINE ESPAÑOL Y YO.

 

Introducción:

La última vez que fui al cine, vi una película española mala y encima me robaron el móvil. Me lo dejé en la butaca. Volví casi inmediatamente a por él, pero ya había desaparecido entre las imágenes iniciales del pase siguiente. Alguien se lo había apropiado dejándome con una triple pérdida. Había perdido el móvil. Había perdido una cantidad respetable de dinero. Había perdido el tiempo. Por todo ello me gustaría elevar a quien sea las siguientes propuestas:



Propuesta general:

Colocar cámaras de vigilancia contra ladrones de móviles en las salas españolas de cine.

Propuesta particular:

Colocar cámaras de vigilancia contra ladrones de móviles en las salas españolas de cine donde se proyecte cine español.

Propuesta más particular, (si cabe):

Colocar cámaras de vigilancia contra ladrones de móviles en las salas españolas de cine donde se proyecte cine español malo. (Muy frecuente. Teniendo en cuenta que sólo una sala de diez salas de un centro comercial proyecta cine español y que nueve de cada diez películas españolas son bastante malas, la inversión sería mínima comparada con el bien que se procura, sobre todo si es a mí a quien roban el móvil.)



En el caso muy probable de que quien sea no estime ninguna de mis propuestas, sólo se me ocurre lo que sigue:

I-Dejar el móvil en casa. (Imposible. Mi adicción no me lo permite).

II-No ver jamás cine en ninguna sala española. (A tener muy en cuenta. No sólo se roban móviles sino que muchos espectadores producen numerosos ruidos masticando palomitas, dando convulsos sorbos a refrescos mediante pajitas, estrujando sin piedad bolsas vacías o comentando en voz alta la película. Incluso una minoría se dedica a hablar por el móvil en plena proyección).



Como renunciar al cine por completo me parece una tortura excesiva, he decidido ser un espectador muy selectivo en orden a impedir el robo de mi móvil y también a evitar que me den el coñazo con ruidos varios. Ha aquí la oferta que yo me ofrezco a mí mismo:

-Asistir a películas de acción muy malas empuñando el móvil como si fuera una pistola para no dejarlo nunca en el asiento.

-Ver películas en inglés, finlandés o chino. (Los ladrones de móviles no suelen ir a películas en versión original.)

-No ir jamás a ver una película española. (Bastante aconsejable. El porcentaje de que una película española sea mala es muy alto, por lo que aumentan las posibilidades de que me roben el móvil).



Epílogo:

Al día siguiente del robo del móvil corrí a comprarme otro. Obtuve una gran alegría al ser poseído de nuevo por mi adicción y al mismo tiempo experimenté una gran tristeza al comprobar que mi caja registradora estaba en las últimas. Sin embargo, aquella misma tarde alcancé una felicidad plena. Recibí la llamada de mi representante para participar en una película española. Mataba así dos pájaros de un tiro. Mi caja registradora volvería a quererme y no me podrían robar el móvil. Al menos, mientras esté rodando. Por ahora prefiero no pensar en el estreno.